jueves, agosto 19, 2010

PÉTREOS RAMAJES PROTECTORES






En estos desolados y áridos paisajes de La Rioja Baja, abundan las extensiones cubiertas por matorral mediterráneo, compuesto por durísimas hierbas, matas y arbustos que se aferran con sus raíces a unos suelos esqueléticos, entre las grietas de las resecas margas y los estériles bloques de yeso, soportando vientos huracanados, polvo, sol, calor, frío, así como el ramoneo de cabras, ovejas y burros.

En las fotos de arriba he puesto algunas especies, como el Garbancillo torero, Asnallo, Arnacho o Soya (Ononis tridentata), un pequeño arbusto de 20 a 70 cm. de alto, con ramillos cubiertos por un denso tomento blanquecino y pequeñas hojillas carnosas, compuestas por tres foliolos dentados, flores amariposadas de color rosado que posteriormente se transforman en pequeñas vainas hinchadas y peludas, con aspecto de garbanzo (de ahí su nombre vulgar). Es una mata especialista de suelos ricos en yeso y su follaje es apreciado por el ganado lanar y cabrío.

Este arbusto comparte hábitat con el Romero (Rosmarinus officinalis), al que ya le dediqué una entrada. Qué decir de este auténtico elixir del poder del sol mediterráneo, que se refleja en la fuerza con que sus retorcidas raíces y troncos se aferran a las rocas. Al igual que hace, a una escala algo más reducida de modesta mata, pero con mayor empeño y eficacia, si cabe, la espartana Rompepiedras (Herniaria fruticosa), una Cariofilácea (familia de los claveles) relativamente común en la llanura aluvial del Ebro y sus aledaños, especialmente aguas abajo de Logroño, con la que se pueden preparar infusiones diuréticas.

También está el Aladierno, Sanguino o Carrasquilla (Rhamnus alaternus), cuyo nombre deriva del griego Rhamnos, que a su vez proviene del vocablo celta "ram", que significa ramaje, en el sentido de arbusto muy ramoso; mientras que el nombre específico, "alaternus", quiere decir árbol estéril. A pesar de la indudable belleza que suponen sus vistosas bayas, muy apreciadas por los pájaros, de color inicialmente rojizo, se vuelven negras al madurar, destacando entre sus brillantes hojas, capaces de lucir un intenso verdor entre las grietas resecas de las grisáceas rocas calizas en las que vive. Este arbusto puede desarrollarse hasta convertirse en un esbelto y elegante arbolillo, cuando vive en terrenos húmedos, ricos y profundos de las riberas de algunos barrancos o en el sotobosque de encinares umbríos, mientras que, cuando sobrevive en las venteadas cresterías de las sierras calizas, adopta la forma de una mata rastrera, de ramas retorcidas, con hojas pequeñas y coriáceas. La corteza del Aladierno es purgante por poseer derivados antraquinónicos similares a los del Arraclán (Frangula alnus). Sus hojas y ramas son ricas en taninos y poseen propiedades astringentes por lo que se han usado en forma de gargarismos contra las inflamaciones de la boca y anginas. Según Font Quer, en Cataluña, Valencia y Aragón tiene fama de "rebajar la sangre", para lo cual sólo hay que echar un puñado de hojas en un cazo con agua, ponerlo en la lumbre y, cuando arranca a hervir, se reza un padrenuestro y se retira, quedando ya preparado para tomarlo por las mañanas en ayunas.

Pero, sin duda, la mayor virtud de todos estos arbustos y matas reside en que son capaces de proteger y sujetar los suelos en los que viven, evitando que sean arrastrados por las lluvias torrenciales, tan frecuentes en el clima mediterráneo, impidiendo así el avance del desierto sobre nuestra querida piel de toro.

Fotos by Mad Hatter.

6 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Siempre me encantó esa misión del bosque y de los arbustos, la de sujetar el suelo y evitar que las aguas se lo lleven con su erosión.

Saludos, Julio.

Me quedé intrigado con tu ayudante y su "aspecto peculiar"

Mad Hatter dijo...

Muy bien "Futuro Bosque", cómo se notan tus raíces forestales. Ahora se habla mucho sobre la fijación del CO2, pero la principal función de la vegetación en general y de los bosques en particular siempre ha sido, es y será la de crear y conservar el suelo, ralentizar la escorrentía y mejorar los recursos hídricos. Sin suelo, sin agua y sin oxígeno no puede haber vida.

Ummm... así que te intrigó mi ayudante eeeh??? Pues ya sabes que en todas mis entradas, hasta en las más "peregrinas", siempre hay un fondo de verdad... Y hasta ahí puedo leer, je, je.

Carmen dijo...

Mad.... que yo no tengo raicillas forestales... pero disfruto con lo que nos cuentas. Besos y besos de vuelta!

WODEHOUSE dijo...

Pues me animo a comentar de momento, ya que publicar y eso me da pereza y no tengo tiempo. Es el primer blog que visito.
Tienes mucha razón con lo último que dices. A mi me da cada vez más miedo todo lo que está ocurriendo con el tiempo.
La carrasquilla se lo oía mucho a mi padre. Mi parte de la Rioja es más frondosa y rica en vegetación ,como sabes de sobra.
Entonces todo lo que tiene taninos, como el vino, es astringente, ¿no es así?
Recuerdo un viaje a un pueblo de León que fue un martirio chino y me cogí una descomposición horrible que me moría y uno de los amigos que venía, menos mal, tenía un herbolario en Madrid y era un especialista en de todo aparte de ser el teclista de Waq (los de los "Ladrones de juguetes", anda que no los vi veces en cierto sitio mítico donde ahora hay un DIA que está por avda. de América, por Cartagena y ahí...)y me llevó a un herbolario de León y compramos escaramujo. Aquello fue mano de santo, en 4/5 días remitió, pero me tuve que volver corriendo a madrid y quedarme sin viaje. :(
Esto es un tostón de comentario, lo sé. No mereces esto en tu blog.

Mad Hatter dijo...

¡Cuánto tiempo Carmen!
Besos de bienvenida.

Tus comentarios siempre son bien recibidos, "Wood", y tampoco es tan largo, mujer.
¡No me digas que fuiste amiga del teclista de los "Waq"! Duo mítico de la movida (ahora no recuerdo sus nombres), a mi hermano le encantaban (para mi gusto de entonces eran un poco "babosillos", yo era más de Parálisis, Gabinete y Siniestro Total) ¡¡¡Y los viste en RockOla!!! Y encima era o es experto en fitoterapia, que lástima no haberos conocido, a ti y a él, entonces ¡La de veces que nos habremos cruzado en bares y conciertos!
Pues sí, las bayas de escaramujo (rosal silvestre) son mano de santo y superastringentes (¡Qué buen nombre para algún grupo de aquella época!).
¡Por fin estoy de vacaciones! Buen finde para los demás (je, je).
Y besos a pares!

WODEHOUSE dijo...

Pues si, José Rojo, que es su nombre tenia un herbolario de Santiveri y se llevaba también con su padre que estudiaron juntos y en la misma clase lo de Herbolario, que no sé como se llama eso...
Pero le conozco del club de deficientes a donde ibamos de monitores ambos. O sea que...me caía tan bien que no me importaba si waq eran buenos o malos...era indiscutible. Ni me lo planteaba. Eso sí no tengo ni un disco de ellos. :) Recuerdo muy bien ir a verles al Rockola.
Toda la familia está en Ezcaray de fin de semana pero yo aún estoy muy cansada del viaje anterior y me he quedado.