lunes, abril 21, 2008

10 ideas que están cambiando el mundo


En el número de 24 de marzo de la revista "TIME" sale una estupenda colección de artículos titulada "10 Ideas that are changing the world" y que son las siguientes:

#1.- Riqueza común: Los intereses nacionales ya no son lo que solían ser. Nuestra supervivencia requiere soluciones globales.

#2.- El fin del servicio al cliente: Con la tecnología del autoservicio, nunca más tendremos que ver a un dependiente.

#3.- La era post-estrella de cine: Debemos prepararnos para ver más películas con actores y actrices desconocidos.

#4.- Invertir el radicalismo: ¿Queremos parar el terrorismo? - Empecemos por hablar con los ex-terroristas que se pararon a sí mismos.

#5.- La química de la cocina: ¿Por qué el exquisito arte de cocinar está dando paso a la fría ciencia pura?

#6.- Geoingeniería: Avanzar en el conocimiento de todos los factores implicados en el calentamiento global puede solucionar el problema. Después de leer el artículo, yo añadiría que, si nos equivocamos, el remedio puede ser peor que la enfermedad, pero, a estas alturas, quizás no nos quede más remedio que arriesgarnos.

#7.- Envejecer con gracia: Las sociedades canosas no son ningún problema.

#8.- Curar la "enfermedad holandesa": Cómo los países ricos en recursos pueden solucionar la paradoja de la abundancia. Es decir, evitar los peligros y desequilibrios que suele producir una excesiva dependencia en un sólo producto, recurso o sector económico.

#9.- El trabajo de la mujer: Alentar el espíritu empresarial femenino puede reportar jugosos dividendos.

#10.- Las Olimpiadas nos van a traer: Un seguimiento televisivo constante de los principales acontecimientos deportivos del mundo.

Particularmente extenso e interesante me parece el primer artículo de Jeffrey D. Sachs, sobre la "Riqueza Común", en el que se atreve a pronosticar la "hoja de ruta" o programa cronológico de los principales hitos a este respecto, que han sido, son y serán los siguientes:

1997: Cambio climático: El Protocolo de Kyoto limita las emisiones de gases de efecto invernadero en los países industrializados.

1999: Crecimiento demográfico: La población mundial sobrepasa los 6.000 millones de personas y, previsiblemente, se duplicará en 50 años.

2000: Nuevas resoluciones: Los Objetivos de Desarrollo para el Milenio, establecidos ese año por la ONU, incluyen la pobreza y la educación.

2002: Ayudas a la salud: Se establece un Fondo Global para luchar contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

2003: Avance verde: El Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, hace un llamamiento a una revolución verde en África.

2015: Doblando la esquina: Fecha en la que está previsto alcanzar los Objetivos de Desarrollo para el Milenio, establecidos por la ONU.

2025: Fin de la pobreza: Fecha a partir de la cual no habrá nadie en el planeta cuyos ingresos no superen 1 dólar al día.

2030: Ahorro en el uso de combustibles: Las nuevas tecnologías y los motores híbridos producirán coches que consumirán 1 litro de combustible cada 42 km.

2040: Cero emisiones: Se alcanzará el objetivo de frenar el cambio climático mediante el uso de energías renovables y otras medidas.

2050: ESTABILIZACIÓN (¡Por fin veo escrita esa palabra en un medio de comunicación masivo!): La población mundial alcanza los 8.000 millones de personas, con un desarrollo sostenible.

Para ello, dice el artículo, es necesario un profundo cambio cultural que sustituya la clásica lucha de "nosotros" contra "ellos", por una búsqueda común de soluciones globales, de alguna forma, la toma de consciencia de que realmente somos una comunidad global nos llevará a unirnos, aunque sólo sea por puro pragmatismo y supervivencia egoísta.

También comenta que, en los países pobres, es necesario realizar un mayor esfuerzo en las inversiones públicas destinadas a la educación (especialmente en lo referente a la mujer y a la planificación familiar), así como a los servicios de salud, con el fin de promover una rápida y voluntaria reducción de los índices de natalidad en estos países en desarrollo (¿A qué me suena esto?).

¡Ojalá se cumplan estas previsiones! A mi, personalmente, me parecen un tanto optimistas, ya que un retraso de 10 años o una variación de 1.000 millones de personas más (En el artículo también se cita una fuente de la ONU que prevé una población mundial de 9.200 millones de personas para el 2050) podría suponer cambios irreversibles en la salud del planeta y la supervivencia de nuestra especie.

De lo que no cabe duda, es que vamos a seguir creciendo, tanto en población como en riqueza, y que para poder pensar, elucubrar y filosofar sobre estas cosas, antes debemos tener nuestras necesidades básicas cubiertas (por aquello de la "Pirámide de Maslow"). Es decir, detrás de todas las grandes ideas y grandes empresas que han movido, mueven y moverán el mundo, siempre hay personas más o menos "ricas" o, al menos, sin apuros económicos.

Resuena en el sombrero: "Rich Man´s World".- Eilen Jewell (Boston (Massachusetts), 2007). Una alumna aventajada del maestro de trovadores, el gran Bob Dylan, que, ya en los años 60, cantaba aquello de "The Times They Are A-Changin´", esperemos que por fin sea para mejor ¡La esperanza es lo último que se pierde!


10 comentarios:

Raquel dijo...

¿Lo ves? Ahora me siento culpable de haber contribuido a la sobrepoblación del planeta, aiiinssss, si ya sabía yo que tener tantos hijos no podía ser bueno....

Mad Hatter dijo...

No te apures Raquel, así compensas a otros muchos compatriotas que no tienen ningún hijo, ya que España tiene uno de los índices de natalidad más bajos del mundo, que todavía sería menor si no llega a ser por la creciente población inmigrante. El problema está en algunos países del tercer mundo.
Por cierto ¿Cuántos tienes?

Raquel dijo...

Tres, Mad. De ocho, siete y tres años.

Mad Hatter dijo...

Buen número, y qué edades tan ricas, os lo pasareis pipa en casa ¡Enhorabuena! Yo tengo una de siete.

Raquel dijo...

Ejem, ejem....

la rata bastarda dijo...

Me gustan todas las ideas,pero si me apuras,me quedo con la nº 4.
Vivir en Paz....será utopia?

Biquiños esperanzados.
;)

El futuro bloguero dijo...

No me convence mucho la lista... pero en la parte buena, ojalá sea así.

Soy bastante pesimista. No creo que el Capitalismo quiera nunca nada distinto a sus propios beneficios.

El tema de la mujer, se enfoca como que dará beneficios, no como un tema de justicia social...

Ojalá cambien el mundo y sea de verdad sostenible.

Mad Hatter dijo...

Sí, la paz, la nº 4, acabar con el terrorismo es importante para todo el mundo, "ratiña".

"F.B.": Lo que parece que está empezando a suceder es que incluso los más capitalistas se están dando cuenta de que si la gente se empobrece, enferma, muere o está en la cárcel, consume menos, y que si las lacras sociales (terrorismo, droga, delincuencia, superpoblación, enfermedades, etc.) y ambientales (clima extremo, contaminación, subida del nivel del mar, falta de agua, etc.) siguen aumentando, ellos mismos y sus familias tampoco se libran, también les acaba llegando. Es decir, que se puede llegar a extremos en los que el capitalismo no "mole" y que hasta los ricos lo pasen mal, siempre mejor que los pobres, claro, pero mal, muy mal.
Esto puede dar paso a lo que, en cultura empresarial, se llama "ganar-ganar" (colaboración mutua), en lugar de la del "ganar-perder" (explotación) que es lo que ha predominado hasta ahora.
Sí, ojalá lleguemos pronto a la estabilización sostenible en paz y todos podamos ser más felices.

memento dijo...

Interesante texto, Mad. Yo tengo un libro de Sachs que se llama "El fin de la pobreza". En efecto es un tío bastante optimista. Por cierto, el concierto de Eilen Jewell del otro día en Madrid fue BRUTALLLLLLLLLLLL

Mad Hatter dijo...

Hobre "Memento", menos mal que hay alguien que comenta sobre esta excelente cantante y que incluso tuvo el buen gusto y la fortuna de ir a verla en directo ¡Qué suerte!
Recordar que su último LP se llama "Letters from Sinners & Strangers". Esta chica va a dar que hablar, ya lo vereis.