sábado, octubre 20, 2007

PADRES CONFORTABLES


Siempre estamos hablando de nosotros mismos o de las cosas que nos interesan a nosotros y a nuestros amigos, y casi nunca nos acordamos de nuestros padres, a quienes les debemos todo, empezando por la vida y siguiendo con la educación, recibiendo constantemente su apoyo incondicional, echándonos una mano en los momentos difíciles, ayudándonos ahora a cuidar y educar a nuestros propios hijos, sus nietos.

Quiero por ello rendir un merecido homenaje a nuestros progenitores, tanto padres como madres, porque se lo merecen, porque la sociedad humana se sostiene y avanza gracias a que nuestros padres nos transmitieron sus conocimientos, sus experiencias y su cultura, que ellos, a su vez, recibieron de sus padres, y así sucesivamente hasta remontarnos al albor de los tiempos.

Todos tenemos unos padres biológicos, unos padres artísticos, padres musicales, padres profesionales y hasta, por qué no decirlo, unos padres del blog, alguien que nos descubrió este mundo y nos animó a introducirnos en él. En mi caso, el hecho de que ahora mismo estéis leyendo estas líneas se lo debemos a el gran "Río Rojo", que sigue enseñándome cosas, como en su última entrada, donde hace referencia a otro de mis grandes padres musicales, el enorme Roy Orbison, que también es padre, a pesar de ser de Texas, de un fenomenal crooner inglés llamado Richard Hawley.

El recuerdo de los padres siempre nos produce una agradable sensación de confort, como de edredón calentito, de leche tibia con galletas, de ver la tele todos juntos sentados en el sofá, con aquellos primeros programas de concursos ¿Os acordais?


Resuena en el sombrero: "Tonight the streets are ours".- Richard Hawley (Sheffield (UK), 2007). ¡Muchas gracias a todos mis padres! De verdad y desde lo más profundo de mi corazón.

12 comentarios:

Á. Matía dijo...

Pues si, qué razón tienes. Yo siempre he dicho que todo lo que soy se lo debo a ellos y a la educación que me han dado. Y eso que no lo han tenido nada fácil.

Ojala´yo sepa hacerlo igual cuando sea padre...

Red River dijo...

Glups, mad, me ruborizas.
De todos modos, lo mejor es compartir gustos. Y habernos encontrado y disfrutarlos por la red.
Y auqneu supongo que ya te habrás hecho con el disco en cuestión, que es alucinante, aquí tienes otra pildorita, un pedazo de rock de los de antes, con una elegancia incuestionable.

Un abrazo, padre.

lateral zurdo dijo...

Pues sí, es cierto y ... además no te das cuenta de todo lo que han hecho hasta que tu eres padre y valoras todo de manera distinta. Y la suerte es tener todavía tiempo de disfrutar de su presencia ...
Y por lo demás, tu y yo, somos hermanos del mismo padre bloguero el gran RedRiver con el que por cierto acabamos de pasar un fantástico fin de semana norteño

Mad Hatter dijo...

Muy bien Álvaro, es de bien nacidos ser agradecidos, como reza el dicho.

Muchas gracias "PADRRE", la pildorita es cojonuda, además de buen cantante Mr. Hawley también toca la guitarra que no veas ¡Todo un maestro! Le voy a recomendar a mi primo el enólogo que ponga su música en la bodega para criar los vinos porque tienen que salir con un sabor "oldie" estupendo.

Gracias a tí también, hermano "L.Z." Al final todo queda en familia (je, je). Yo últimamente ando muy pillado de tiempo, incluso los fines de semana, pero a ver si podemos vernos en alguna otra excursión norteña.

WODEHOUSE dijo...

Vaya, precisamente pensé sobre este tema el otro día...es muy bonito que lo reflejes aquí.

El futuro bloguero dijo...

Yo, que también soy hermano de padre vuestro, (hay que ver que promiscuo el gran red river) agradezco a mis padres blogeriles, a los padres biológicos, a los adoptivos y a su vez a todas las madres, que me hayan ido formando para llegar a ser un orejillas inquietas...

Besos fraternales.

Mad Hatter dijo...

Pues sí, "Wood", ha sido por una curiosa coincidencia de recibir casi a la vez una postal de mis suegros con esa foto de los osos y descubrir a Mr. Hawley a través de "R.R."

Muy bien, hermano "FutBlo", sigue con esas orejillas inquietas y curiosidad innata.

frikosal dijo...

No estoy muy elocuente hoy pero si, tienes razon. No se les puede agradecer lo mucho que han hecho, y ellos las pasaron bien putas,.

Á. Matía dijo...

De todos modos, el siguiente blog espero que sea a agradecernos a los hijos todo lo bueno que damos a los padres...jeje

Carmen dijo...

Cuando nació mi hijo tuve a mi lado, durante todo el parto, a mi pareja, y la segunda persona querida a la que vi después del parto fue a mi madre. Con mi hijo en brazos, y con esas lágrimas que salen en esos primeros minutos, miré a mi madre para decirle que solo en aquél momento entendía por completo el profundo amor que sentía por ella. Va por ella y por todas las madres. Y va por las rodillas de mi padre que me sostenían jugando mientras veía con envidia cómo mamaba mi hermano pequeño del pecho de mi madre.

Mad Hatter dijo...

Se les puede agradecer "Friko" haciendo lo que dice Álvaro, aunque no sé que me dá que vosotros sois de los que principalmente les dais disgustos (je, je, es broma, seguro que sois unos hijos agradecidos y excelentes).

Carmen, qué emotiva chica, cómo se nota que eres madre. He querido expresamente en esta ocasión meter en el mismo saco a padres y madres para hacer énfasis en el concepto de progenitores, aunque es evidente y sabido que no es lo mismo un padre que una madre, de hecho hay un "día de la madre" y un "día del padre". Aunque yo sigo pensando que lo ideal es que ambas figuras convivan con los hijos en el mismo hogar, cosa cada vez más difícil de conseguir en nuestros días.

Lo que está claro es que Mr. Hawley sólo nos ha llamado la atención a "R.R." y a mí.

nancicomansi dijo...

Lateral tiene razón...que pena no podamos darnos cuenta antes, sniff!!!

Que foto más tierna, chico!!!